Entradas

Nadie espera que lo llamen del SEXPE

Este artículo está basado en este otro de Xosé Alberte Cea titulado «Nadie espera que lo llamen de la oficina de empleo», donde destaca la importancia de la formación y la orientación profesional en las políticas de empleo y cuya lectura previa es más que recomendable.

En la economía de cualquier país influyen tres aspectos fundamentales: tasa de empleo (EPA principalmente), tasa de variación de los precios (IPC) y tasa de crecimiento económico (esa tasa que dicen en los medios sobre cuánto se espera que crezca el PIB y cuanto ha crecido realmente). Estos tres factores: empleo, precios y variación del PIB están estrechamente relacionados al nivel de que no se puede influir con políticas monetarias o financieras sobre uno de ellos sin afectar a los otros dos. Resulta evidente que queremos que la tasa de empleados crezca (cuanto más mejor), que la variación de los precios no sea muy grande (o que incluso sea negativa dirían algunos así oteando el horizonte a ver qué oveja falta hoy) y que la economía crezca siempre (hasta el infinito y más allá).

Pero lo cierto es que, como estos tres valores están conectados, debe producirse un equilibrio entre lo bueno y lo malo, por decirlo de alguna forma. Así, es imposible que crezcan el empleo y el PIB a un 10% y, sin embargo, que los precios se mantengan; esto no va a ocurrir jamás, económicamente, por cómo se estructura el propio modelo capitalista (ojo, modelo capitalista, el que tenemos en casi todos los países, no nos referimos a ideologías, hablamos de economía). Por tanto, ese equilibrio, que es diferente para cada país pues cada economía tiene un PIB con mayor representación de ciertos sectores, debe producirse. Algo más normal es, por ejemplo en el caso de España, que los precios crezcan al 1%, que la economía crezca al 2,3% y que la tasa de empleo varíe en un 2%. Esto sería un caso habitual.

Pues bien, es justo ese el umbral de crecimiento del PIB, el 2,3%, a partir del cual la economía española genera nuevos empleos. Y esto es importantísimo para interpretar qué cuentan los medios y qué quiere decir todo eso del PIB. De esta forma, si en algún momento el PIB crece por debajo del 2,3%, entonces no se está creando empleo. Es más, es probable que se destruya. Y no tiene por qué haber recesión, por ejemplo si se crece a un 2,1% de forma continuada, pero en ese caso no se crea empleo.

Situación del empleo en extremadura

España, Extremadura en especial, necesitan generar empleo, es decir, necesitamos un crecimiento por encima del 2,3% durante muchos años, ya que el principal problema que tenemos, históricamente, es el desempleo. También piensa que todos los países tienen una tasa de desempleo fija que es la que se llama de rotación (personas que se cambian de trabajo, que temporalmente no trabajan, etc), que se sitúa en torno al 2-3% para la mayoría de los países desarrollados.

El propio Google te ofrece gráficas muy buenas donde comparar los niveles de desempleo de los diferentes países. Si tienes unos minutos, juega un poco con estos datos y compara entre países, como hacemos a continuación. Aquí podemos ver los picos provocados por la crisis de 2008 en el desempleo, excepto en Alemania que se mantuvo estable sin destruir empleo.

El resto de los países en problemas (España, Italia, Grecia y Portugal) han salido con mayor o menor acierto. Pero hay que destacar varios detalles: la rápida creación de empleo en Portugal, llegando a tasas del 6,4% de desempleo en 2009 y lo radicales que son los cambios en España tanto para crear empleo como para destruirlo, lo cual significa que España, en cuanto crece por encima del 2,3% en PIB se comporta mejor que el resto de los países (esto también lo habrás escuchado en los medios: España es un país de creativos, en todos los sentidos, con personas con un alto componente de resiliencia; también los negocios).

Ahora que ya hemos situado el tema, refiriéndonos a lo que comenta Xosé en su artículo, España no baja del millón y medio de parados desde 1980, lo cual es no decir nada porque, recordad bien, hablamos siempre en porcentajes: qué porcentaje de la población en edad de trabajar está trabajando. Xosé es orientador y formador, no es economista, y se le puede perdonar el desliz, para eso estamos nosotros para aclararlo aquí.

Por tanto, España tiene en julio de 2019 (datos EPA, que son los más fiables) un 13,9% de desempleo, muy lejos del 3% de USA o del 3,1% de Alemania, y bastante por encima de la media de la Unión Europea que está en esa misma fecha en un 6,3%. En Extremadura el dato es mucho mayor si cabe, un 20,5%. Pero lo peor es que, a diferencia de la tasa de empleo en España que va cayendo (se ve en el gráfico anterior), en Extremadura venimos de tasas de empleo aún peores (un 23,1% en 2018 y un 25,1% en 2017).

Así que, la pregunta es obligada: si hace 2 años la economía iba mejor que ahora y teníamos un 25,1% de desempleo, ¿qué ocurrirá con el 20,5% actual ahora que se vislumbra en el horizonte una recesión? Lo que quieren decir estos datos es que en Extremadura siempre hay un desempleo por encima del 20 o el 25 por cierto y que, aunque haya meses buenos, a nivel anual el dato se mantiene malo o muy malo.

Coincidimos que un 23,1% en 2018 es un dato muy malo, y la previsión para 2019 es que se supere. Si aún vamos a mayor detalle, existe un problema muy serio que llevamos denunciando desde EmpleoEx.com bastante tiempo: un 26,9% de mujeres extremeñas en desempleo (casi un 27%, eso es más de 1 de cada 4 mujeres en el paro). Claro, esto no ocurre en ninguna región de Europa, por muy pobre que sea; incluso es difícil encontrar regiones en otros países de todo el mundo desarrollado donde ocurra esto. Y, ¿cual es la mayor causa de violencia machista y de la falta de libertad de la mujer? Efectivamente, la falta de independencia económica, que se adquiere principalmente con un empleo digno.

Los servicios de empleo, como el SEXPE, prestan varios servicios: intermediación, formación y la orientación laboral. El primero, la intermediación, directamente no ocurre, ninguno de nosotros conoce a nadie que hayan llamado del SEXPE para trabajar de lo suyo, si para bolsas de trabajo temporal y otro tipo de empleos precarios parecidos y poco dignos. Además, habréis ido a daros de alta como demandantes de empleo y habréis podido ver el obsoleto sistema informático que utilizan, donde todavía hay profesiones de 1980, que no existen a día de hoy, y donde se clasifica al candidato que se dedica a cosas totalmente distintas. Por tanto, ni candidatos ni empresas obtienen ningún resultado.

Tenía unos meses de paro, me fui a Londres a aprender inglés por mejorar mi formación, mi experiencia y mi valía y, de repente, me avisaron con una carta certificada que tenía que ir a las oficinas de un organismo privado en Cáceres para que me mejorasen el .word que tengo con mi currículum. Como si no vas directamente pierdes la prestación por desempleo, tuve que gastarme lo que no está escrito en un avión de vuelta, perder el dinero que había adelantado en piso y en academia en Londres, y volver a Cáceres para que una persona mayor (desactualizada) que no sabía lo que hacía me «mejorase» mi currículum en .word.

A mí, con 2 carreras y 3 másters, me estaba «mejorando» el currículum una persona que dudo que tuviese la EGB. Al final me hizo mil preguntas, me dio su inexperta opinión y me jodió el currículum, que volví a desechar para volver al mío inicial. Perdí dinero, tiempo y casi pierdo la paciencia y la educación ese día. El SEXPE no puede ir echando tierra encima de la gente así, están para ayudar y al final lo que hacen es justo lo contrario, complicar todo con burocracia innecesaria, ayudar poco ayudan.

Caso real de una chica extremeña desplazada en el extranjero por la pobreza existente en Extremadura

Por otro lado, la orientación laboral se hace a través de organismos privados. Este es un caso real, y no hay solo uno, hay muchos así. Por tanto, mantener un SEXPE con personal infra-utilizado como veremos a continuación para después trasladar a entes privados la orientación laboral es, cuando menos, bochornoso y una pérdida de dinero público en un procedimiento para nada eficaz.

Cuál es el problema del SEXPE

Como se puede ver a continuación, cada empleado del SEXPE atiende a una media de 395 usuarios, muy por debajo de los 968 de Baleares (que podría pensarse muy alejado de la media por la alta rotación en el empleo) o los 951 de Castilla-La Mancha o los 648 de Aragón (que aquí no hay excusa posible).

Por tanto, mucho dinero del que se invierte en políticas de empleo se pierde por dos fugas que restan rentabilidad al sistema: alto número de empleados sin un cometido claro (o con muchas responsabilidades pero con una sobrecarga de responsabilidades burocráticas: mucho papeleo para hacer cualquier trámite, que consume todo su tiempo y no permite que se lleven a cabo los auténticos objetivos que deben realizar) y un número excesivo de oficinas (que deberían eliminarse para invertirse en trámites online, mucho más eficientes, que ahorran tiempo a las personas y que son mucho menos costosos).

Gráfico elaborado por Xosé Alberte Cea para FaroEduca.es

Xosé apunta en su artículo que «los servicios públicos de empleo que funcionan son los que cuentan con bajas ratios de atención a las personas», pero vemos que en el caso de Extremadura algo falla. Puede ser que fallen estos dos aspectos que comentamos, puede que haya más, pero es obvio que parte del dinero que se invierte en empleo se va en mantener el propio sistema, y no debería ser así. Un sistema de empleo público eficiente y muy light (ligero) que permita flexibilidad y trámites rápidos adelgazando la burocracia, así se construye el futuro de todos de una forma más eficiente.

Hemos aportado datos y razones. ¿Dónde va cada euro que se invierte en formación en Extremadura? Pues de cada euro gastado dudamos de que llegue ni la décima parte a medidas que realmente ahorren costes y generen empleo. El sistema se engorda cada año con más cargos políticos, más consejerías, más directores de área, más salarios de directivos. Y el SEXPE es un ente público, para los de abajo, no es un lugar a dónde ir a pasar el tiempo o en lo que los extremeños quieran gastar unos preciados millones de euros en cosas sin sentido. Necesita una actualización y, a día de hoy, los políticos no saben cómo hacerlo. Y, si lo hacen, probablemente lo hagan como siempre: mal. La AIRef propone algunas medidas.

Por último, la formación es el servicio ofrecido por los servicios públicos de empleo que nos faltaba. En este caso, el SEXPE, lo hace aún peor: escuelas profesionales dónde se pueden llegar a gastar 80.000€ para acabar empleando a una sola persona. Como esto es un tema mucho más extenso, lo vamos a tratar en los próximos días: la inversión en formación en Extremadura.

Más de 4000 parados más en Extremadura en septiembre de 2019

La tasa de empleo (en España, por tradición, hablamos de desempleo) es uno de los indicadores más importantes en economía. Hoy día 2 de octubre de 2019 se han publicado los datos referentes al mes de septiembre que finalizó ahora. Recordemos que esta tasa de desempleo se puede medir de varias formas:

  • A través de los datos que publica el Ministerio de Empleo y Seguridad Social en base a los datos de que dispone (recordemos que hay muchos parados de larga duración que por la razón que sea ni siquiera están dados de alta como demandantes de empleo y, por tanto, esos parados no aparecen en los datos). Estos datos salen cada mes y son los que indicamos a continuación. (A nivel nacional los puedes consultar en el resumen de datos del propio ente).
  • A través de la EPA (Encuesta Población Activa) que es considerado a nivel internacional como el indicador más fiable y de más amplia aceptación. Estos datos salen cada trimestre.

Como indicamos, hoy han salido los datos del Ministerio, por lo que la cifra de parados indicada aquí es probable que esté por debajo del dato real.

El número total de parados en Extremadura (según el Ministerio, que es una cifra inferior a la real) se situó en 97.404 personas en el mes de septiembre de 2019, lo que supone un incremento del total de parados de 4,31% respecto al mes anterior, es decir, 4.025 desempleados más. Por tanto, el paro, como se ve en la gráfica, sigue con una subida hasta los niveles previos a la crisis de 2008 (hay más paro).

El número total de parados en España se situó en 3.079.711 personas en el mes de septiembre de 2019, lo que supone un 0,45% respecto al mes anterior, es decir, 13.907 desempleados. Esto significa que de los 13.907 desempleados nuevos, 4.025 se han generado en Extremadura. Casi un tercio de los nuevos desempleados en todo el país en septiembre han sido en Extremadura, lo cual es un dato absolutamente demoledor.

Si atendemos al desempleo por comunidades, Cáceres ha sufrido un incremento del 4,79% y Badajoz del 4,06%. Este dato supone una reflexión económica sobre el turismo, ya que resulta extraño que Cáceres, aunque disponga de más turistas (el turismo tiene dos indicadores principales: llegadas y pernoctaciones) tenga una mayor tasa de desempleo. Por lo tanto, no es el turismo un sector que tire de la economía como se pretende hacer pensar desde la Junta de Extremadura, estando Badajoz, eminentemente centrada en el sector agrícola, el que genera más empleo.

Si se tiene en cuenta el paro por sexos, en el mes de septiembre de 2019 se contabilizaron 36.366 de hombres desempleados, frente a las 61.038 mujeres paradas. Es importante resaltar que este dato supone que 1 de cada 4 mujeres extremeñas en edad de trabajar está desempleada, algo que choca de frente con cualquier política social que busque la independencia de la mujer, su autonomía y la toma de medidas contra la violencia de género. Para fomentar la dignidad de la mujer, lo primero es la posibilidad de acceder a un empleo y no depender de nadie.

Todos estos datos y más han sido tomados de EuropaPress.