Entradas

Nadie espera que lo llamen del SEXPE

Este artículo está basado en este otro de Xosé Alberte Cea titulado «Nadie espera que lo llamen de la oficina de empleo», donde destaca la importancia de la formación y la orientación profesional en las políticas de empleo y cuya lectura previa es más que recomendable.

En la economía de cualquier país influyen tres aspectos fundamentales: tasa de empleo (EPA principalmente), tasa de variación de los precios (IPC) y tasa de crecimiento económico (esa tasa que dicen en los medios sobre cuánto se espera que crezca el PIB y cuanto ha crecido realmente). Estos tres factores: empleo, precios y variación del PIB están estrechamente relacionados al nivel de que no se puede influir con políticas monetarias o financieras sobre uno de ellos sin afectar a los otros dos. Resulta evidente que queremos que la tasa de empleados crezca (cuanto más mejor), que la variación de los precios no sea muy grande (o que incluso sea negativa dirían algunos así oteando el horizonte a ver qué oveja falta hoy) y que la economía crezca siempre (hasta el infinito y más allá).

Pero lo cierto es que, como estos tres valores están conectados, debe producirse un equilibrio entre lo bueno y lo malo, por decirlo de alguna forma. Así, es imposible que crezcan el empleo y el PIB a un 10% y, sin embargo, que los precios se mantengan; esto no va a ocurrir jamás, económicamente, por cómo se estructura el propio modelo capitalista (ojo, modelo capitalista, el que tenemos en casi todos los países, no nos referimos a ideologías, hablamos de economía). Por tanto, ese equilibrio, que es diferente para cada país pues cada economía tiene un PIB con mayor representación de ciertos sectores, debe producirse. Algo más normal es, por ejemplo en el caso de España, que los precios crezcan al 1%, que la economía crezca al 2,3% y que la tasa de empleo varíe en un 2%. Esto sería un caso habitual.

Pues bien, es justo ese el umbral de crecimiento del PIB, el 2,3%, a partir del cual la economía española genera nuevos empleos. Y esto es importantísimo para interpretar qué cuentan los medios y qué quiere decir todo eso del PIB. De esta forma, si en algún momento el PIB crece por debajo del 2,3%, entonces no se está creando empleo. Es más, es probable que se destruya. Y no tiene por qué haber recesión, por ejemplo si se crece a un 2,1% de forma continuada, pero en ese caso no se crea empleo.

Situación del empleo en extremadura

España, Extremadura en especial, necesitan generar empleo, es decir, necesitamos un crecimiento por encima del 2,3% durante muchos años, ya que el principal problema que tenemos, históricamente, es el desempleo. También piensa que todos los países tienen una tasa de desempleo fija que es la que se llama de rotación (personas que se cambian de trabajo, que temporalmente no trabajan, etc), que se sitúa en torno al 2-3% para la mayoría de los países desarrollados.

El propio Google te ofrece gráficas muy buenas donde comparar los niveles de desempleo de los diferentes países. Si tienes unos minutos, juega un poco con estos datos y compara entre países, como hacemos a continuación. Aquí podemos ver los picos provocados por la crisis de 2008 en el desempleo, excepto en Alemania que se mantuvo estable sin destruir empleo.

El resto de los países en problemas (España, Italia, Grecia y Portugal) han salido con mayor o menor acierto. Pero hay que destacar varios detalles: la rápida creación de empleo en Portugal, llegando a tasas del 6,4% de desempleo en 2009 y lo radicales que son los cambios en España tanto para crear empleo como para destruirlo, lo cual significa que España, en cuanto crece por encima del 2,3% en PIB se comporta mejor que el resto de los países (esto también lo habrás escuchado en los medios: España es un país de creativos, en todos los sentidos, con personas con un alto componente de resiliencia; también los negocios).

Ahora que ya hemos situado el tema, refiriéndonos a lo que comenta Xosé en su artículo, España no baja del millón y medio de parados desde 1980, lo cual es no decir nada porque, recordad bien, hablamos siempre en porcentajes: qué porcentaje de la población en edad de trabajar está trabajando. Xosé es orientador y formador, no es economista, y se le puede perdonar el desliz, para eso estamos nosotros para aclararlo aquí.

Por tanto, España tiene en julio de 2019 (datos EPA, que son los más fiables) un 13,9% de desempleo, muy lejos del 3% de USA o del 3,1% de Alemania, y bastante por encima de la media de la Unión Europea que está en esa misma fecha en un 6,3%. En Extremadura el dato es mucho mayor si cabe, un 20,5%. Pero lo peor es que, a diferencia de la tasa de empleo en España que va cayendo (se ve en el gráfico anterior), en Extremadura venimos de tasas de empleo aún peores (un 23,1% en 2018 y un 25,1% en 2017).

Así que, la pregunta es obligada: si hace 2 años la economía iba mejor que ahora y teníamos un 25,1% de desempleo, ¿qué ocurrirá con el 20,5% actual ahora que se vislumbra en el horizonte una recesión? Lo que quieren decir estos datos es que en Extremadura siempre hay un desempleo por encima del 20 o el 25 por cierto y que, aunque haya meses buenos, a nivel anual el dato se mantiene malo o muy malo.

Coincidimos que un 23,1% en 2018 es un dato muy malo, y la previsión para 2019 es que se supere. Si aún vamos a mayor detalle, existe un problema muy serio que llevamos denunciando desde EmpleoEx.com bastante tiempo: un 26,9% de mujeres extremeñas en desempleo (casi un 27%, eso es más de 1 de cada 4 mujeres en el paro). Claro, esto no ocurre en ninguna región de Europa, por muy pobre que sea; incluso es difícil encontrar regiones en otros países de todo el mundo desarrollado donde ocurra esto. Y, ¿cual es la mayor causa de violencia machista y de la falta de libertad de la mujer? Efectivamente, la falta de independencia económica, que se adquiere principalmente con un empleo digno.

Los servicios de empleo, como el SEXPE, prestan varios servicios: intermediación, formación y la orientación laboral. El primero, la intermediación, directamente no ocurre, ninguno de nosotros conoce a nadie que hayan llamado del SEXPE para trabajar de lo suyo, si para bolsas de trabajo temporal y otro tipo de empleos precarios parecidos y poco dignos. Además, habréis ido a daros de alta como demandantes de empleo y habréis podido ver el obsoleto sistema informático que utilizan, donde todavía hay profesiones de 1980, que no existen a día de hoy, y donde se clasifica al candidato que se dedica a cosas totalmente distintas. Por tanto, ni candidatos ni empresas obtienen ningún resultado.

Tenía unos meses de paro, me fui a Londres a aprender inglés por mejorar mi formación, mi experiencia y mi valía y, de repente, me avisaron con una carta certificada que tenía que ir a las oficinas de un organismo privado en Cáceres para que me mejorasen el .word que tengo con mi currículum. Como si no vas directamente pierdes la prestación por desempleo, tuve que gastarme lo que no está escrito en un avión de vuelta, perder el dinero que había adelantado en piso y en academia en Londres, y volver a Cáceres para que una persona mayor (desactualizada) que no sabía lo que hacía me «mejorase» mi currículum en .word.

A mí, con 2 carreras y 3 másters, me estaba «mejorando» el currículum una persona que dudo que tuviese la EGB. Al final me hizo mil preguntas, me dio su inexperta opinión y me jodió el currículum, que volví a desechar para volver al mío inicial. Perdí dinero, tiempo y casi pierdo la paciencia y la educación ese día. El SEXPE no puede ir echando tierra encima de la gente así, están para ayudar y al final lo que hacen es justo lo contrario, complicar todo con burocracia innecesaria, ayudar poco ayudan.

Caso real de una chica extremeña desplazada en el extranjero por la pobreza existente en Extremadura

Por otro lado, la orientación laboral se hace a través de organismos privados. Este es un caso real, y no hay solo uno, hay muchos así. Por tanto, mantener un SEXPE con personal infra-utilizado como veremos a continuación para después trasladar a entes privados la orientación laboral es, cuando menos, bochornoso y una pérdida de dinero público en un procedimiento para nada eficaz.

Cuál es el problema del SEXPE

Como se puede ver a continuación, cada empleado del SEXPE atiende a una media de 395 usuarios, muy por debajo de los 968 de Baleares (que podría pensarse muy alejado de la media por la alta rotación en el empleo) o los 951 de Castilla-La Mancha o los 648 de Aragón (que aquí no hay excusa posible).

Por tanto, mucho dinero del que se invierte en políticas de empleo se pierde por dos fugas que restan rentabilidad al sistema: alto número de empleados sin un cometido claro (o con muchas responsabilidades pero con una sobrecarga de responsabilidades burocráticas: mucho papeleo para hacer cualquier trámite, que consume todo su tiempo y no permite que se lleven a cabo los auténticos objetivos que deben realizar) y un número excesivo de oficinas (que deberían eliminarse para invertirse en trámites online, mucho más eficientes, que ahorran tiempo a las personas y que son mucho menos costosos).

Gráfico elaborado por Xosé Alberte Cea para FaroEduca.es

Xosé apunta en su artículo que «los servicios públicos de empleo que funcionan son los que cuentan con bajas ratios de atención a las personas», pero vemos que en el caso de Extremadura algo falla. Puede ser que fallen estos dos aspectos que comentamos, puede que haya más, pero es obvio que parte del dinero que se invierte en empleo se va en mantener el propio sistema, y no debería ser así. Un sistema de empleo público eficiente y muy light (ligero) que permita flexibilidad y trámites rápidos adelgazando la burocracia, así se construye el futuro de todos de una forma más eficiente.

Hemos aportado datos y razones. ¿Dónde va cada euro que se invierte en formación en Extremadura? Pues de cada euro gastado dudamos de que llegue ni la décima parte a medidas que realmente ahorren costes y generen empleo. El sistema se engorda cada año con más cargos políticos, más consejerías, más directores de área, más salarios de directivos. Y el SEXPE es un ente público, para los de abajo, no es un lugar a dónde ir a pasar el tiempo o en lo que los extremeños quieran gastar unos preciados millones de euros en cosas sin sentido. Necesita una actualización y, a día de hoy, los políticos no saben cómo hacerlo. Y, si lo hacen, probablemente lo hagan como siempre: mal. La AIRef propone algunas medidas.

Por último, la formación es el servicio ofrecido por los servicios públicos de empleo que nos faltaba. En este caso, el SEXPE, lo hace aún peor: escuelas profesionales dónde se pueden llegar a gastar 80.000€ para acabar empleando a una sola persona. Como esto es un tema mucho más extenso, lo vamos a tratar en los próximos días: la inversión en formación en Extremadura.

El ayuntamiento de Alburquerque dilapida 2.100 euros y la Escuela Profesional se queda sin excursión

La Escuela Profesional de tecnología que se encuentra próxima a su finalización en Alburquerque tenía entre sus planes realizar una visita formativa a la Codemotion Madrid 2019 los pasados días 24 y 25 de septiembre, visita que al final no se realizó por la mala gestión llevada a cabo por el ayuntamiento de la localidad.

Este ayuntamiento, conocido ya en la región por su falta de transparencia en la gestión, tenía como alcalde hasta hace muy pocos meses a Ángel Vadillo, un ex-socialista condenado por amenazas a una vecina y que a día de hoy se encuentra inhabilitado para cargo público (y que no llegó a entrar en prisión por la voluntad del Gobierno). De esta forma, y aunque no gobierna, fue contratado nada más confirmarse el resultado electoral como portavoz del gobierno local, con la consiguiente burla hacia los ciudadanos de esta localidad pacense.

La gestión de este ayuntamiento, pésima como es ya conocido por sus retrasos en los pagos a los empleados municipales, continúa. Las subvenciones por las cuales se rigen los programas de escuelas profesionales del SEXPE son gestionados a través de las entidades locales, es decir, el dinero se facilita al ayuntamiento y es este el que debe gestionar el desarrollo de esa formación y la justificación de la misma. En el caso de Alburquerque, se planificó la asistencia a la Codemotion Madrid 2019, un acontecimiento dedicado la tecnología, especialmente de software, con charlas de ponentes venidos de media Europa.

El presupuesto, aprobado por el SEXPE, incluía entradas para el evento, transporte en autobús y alojamiento en un hotel, comprometiéndose el ayuntamiento de Alburquerque a realizar el pago previo de todo ello, tal y como suele ser habitual en las escuelas profesionales, ya que es el ente local la entidad promotora y quién gestiona los fondos facilitados por el sistema de empleo.

El primer paso fue la compra de las entradas, que según se acercaba el evento, su precio se encarecía. De esta forma, y a pesar de ser avisados de ello desde la dirección de la escuela profesional, el propio consistorio esperó hasta última hora para comprarlas al precio más caro, con un total de 2100 euros.

Posteriormente, no reservaron las plazas de hotel por falta de señal en el pago, de tal forma que se perdió la reserva. La agencia de viajes intentó buscar una solución con otro hotel, pero el ayuntamiento no daba señales ni por teléfono ni por email. De esta forma, el viaje, del cual ya se habían pagado 2100 euros, se canceló definitivamente, con la consiguiente pérdida de esa cantidad para la localidad y de la pérdida de la oportunidad para los alumnos de asistir a un evento que les hubiera resultado de interés.

Ni el SEXPE, que lleva realizando estas escuelas profesionales con escaso resultado durante bastantes años, ni el ayuntamiento, que acumula impago de nóminas a sus trabajadores resultado de su continuada mala gestión, han emitido comunicado alguno. Por hechos como este resulta evidente que no importa cuánto dinero se destine a empleo en Extremadura si lo que falla es cómo está gestionado, en ocasiones por directores de empleo que no cambian nada a lo largo de los años, acomodados en su cargo al amparo de Guillermo Fernández Vara, que dentro de su eterno letargo tampoco exige ningún cambio.

Por último, recordar que la tasa de desempleo en la región es de las más altas no ya del país sino de toda Europa. Y, algo que destacar también: una de cada cuatro extremeñas es parada de larga duración, hecho que no ocurre en ningún otro lugar de Europa. Las personas se han acostumbrado a sufrir en una especie de teatro donde se repite una y otra vez la misma obra: promesas, elecciones y todo por hacer durante otros 4 años más.

¿Es Cáceres una ciudad para estudiar?

Atrás quedan los que los propios cacereños millenials califican como ‘la mejor época de Cáceres’ para estudiar. Aquella época, entre finales de los 90 y que llega hasta principios de la crisis en 2008, Cáceres era una ciudad que todos los jóvenes con futuro universitario tenían en su mente. Junto a Salamanca y Granada, Cáceres guardaba con celo una rica vida nocturna, semejante a la mítica movida madrileña, donde los nombres de los bares adquirieron entidad propia y los jóvenes, aún a pesar de basar su socialización en la poco sana reunión alcohólica del botellón, llenaban día a día y noche a noche las calles y plazas del centro de la ciudad.

Por aquella época existían dos zonas de vida nocturna claras y que hoy día se siguen manteniendo: la Plaza Mayor y La Madrila. Además, hoy en día, se ha recuperado la Calle Pizarro, referente desde siempre de ocio aunque no siempre se ha mantenido en el top. En aquella época lo habitual era ir a la Plaza Mayor, colindante con el casco antiguo de la ciudad, y encontrarse un lugar donde no cabía un alfiler entre 10 de la noche y 5 de la mañana, hora tras la cual se producía un camino de hormigas desde esta zona hasta la otra zona de La Madrila, unos 500 metros distante. Por el camino, charla, risas, ligoteo, más bebida en la mano y hasta alguna parada para comer en alguno de los típicos establecimientos de comida rápida (Rosendo, el más típico) de la calle Pintores. Y después, más vida nocturna, ya de discotecas y no al aire libre como la primera, en La Madrila, hasta bien entrada la mañana, léase las 9 o las 10 de la mañana del sábado (o de cualquier otro día si se terciaba).

La vida estudiantil, por desgracia, ha evolucionado y, aunque se han perdido espacios de reunión donde se podía beber y reunirse en libertad. Pero, por fortuna (y gana lo positivo a lo negativo), ya no es tan necesario el alcohol como antes. Ahora Cáceres atesora nuevos restaurantes, nuevos bares, nuevos lugares por donde perderse. No solo en la calle Pizarro sino también por una revitalizada parte antigua, con bares y terrazas que hacen una cocina distinta, rica, asequible, con espacios de conversación en un entorno histórico que muchos europeos quisieran tener en sus países.

Todo esto sigue haciendo atractivo Cáceres para estudiantes de fuera, pero no es lo mismo pues la demanda universitaria es menor ante la mayor oferta de universidades que hay en todo el territorio y la mejora de la movilidad, que provoca que los jóvenes busquen otras ciudades para estudiar por Europa y USA.

Entonces, ¿qué busca un estudiante? O mejor dicho, ¿qué busca un estudiante en Cáceres? Pues lo primero es lo general, lo que busca cualquier estudiante en la ciudad que sea:

  • Una universidad competitiva, con asignaturas de vanguardia y estudios que sean exclusivos, que no puedan encontrar en ninguna otra universidad ni tampoco online. Desde hace décadas Cáceres cuenta con fama nacional en Veterinaria y Ciencias del Deporte, algo que se ha traducido con el tiempo en el Centro de Cirugía de Mínima Invasión (referente internacional en medicina, una de las joyas de la ciencia en España) y del CAR o Centro de Alto Rendimiento Deportivo de la Ciudad Deportiva de Cáceres, algo que atrae a futuros estudiantes de medio mundo.
  • Ambiente universitario y una población eminentemente joven, con una rica escena cultural de museos, arte y ruptura con lo clásico que tanto aburre últimamente. Los jóvenes buscan liderar el cambio climático, buscan romper con pensamientos basados en religiones y guerras, y forjan su propia opinión sobre los problemas que tiene el mundo, como ente global, y su visión sobre lo que debe conseguirse en los próximos años
  • Una economía estudiantil razonable que suponga un equilibrio entre la débil capacidad adquisitiva de esta época de la vida y la oferta de alquileres disponibles en la ciudad, que asegure unos precios fáciles de abordar para quién aún no dispone de trabajo. Quizá, en los últimos años, esto sea lo más complicado
  • Unas comunicaciones eficaces que les permitan ir, por ejemplo, un fin de semana a ver a sus familiares, amigos o simplemente hacer una escapada con sus compañeros para ver otros lugares de Europa o de España

Cáceres tiene una universidad competitiva y es económicamente abordable. Tiene también una rica vida nocturna, pero la despoblación, el desempleo y la falta de unas comunicaciones eficaces, hacen que Cáceres se haya quedado vacía de jóvenes y se haya convertido en una ciudad con grandes retos de futuro.

De esta forma, si la pregunta es ¿Granada, Salamanca o Cáceres? La respuesta es Salamanca o Granada. Pero si la pregunta es, ¿después de Salamanca o Granada estudiarías en Cáceres o en otra ciudad? Sin duda, la respuesta sigue siendo Cáceres, pues el nivel de vida es bueno, sigue habiendo movimiento nocturno y una rica vida de ocio en el más amplio sentido. Quedan retos de futuro, si, pero es una ciudad para descubrir.

Por último, ¿dónde viven los estudiantes en Cáceres? Pues te lo contamos aquí en este otro artículo.

¿Quién hace qué en la industria del software?

Lo primero que debes saber es que la industria tecnológica tiene un largo recorrido, basta detenerse a pensar en toda la revolución que aún nos queda por vivir. También es un sector donde se pagan salarios muy altos, muy por encima de la media, incluso están mejor pagados que pilotos o médicos, que, por tradición, podrían pensarse como dos profesiones muy bien pagadas. Y lo son, pero algunos puestos (job position, job vacancy, role) en software son muy demandados y se pagan a sueldos desorbitados, más aún si te vas al extranjero a países como USA, Germany, Australia o New Zealand.

Por esto último, el inglés no es una opción, sino algo obligatorio (mandatory). No vale con el típico B1, necesitas comprender todo y, al menos, expresarte bien por escrito, pues necesitarás asistir a reuniones casi diarias y comunicarte por alguna herramienta que haga de hub de comunicaciones entre los miembros del equipo (Slack, Trello, emails, …).

En Extremadura es un sector relativamente nuevo, con empresas tecnológicas que llevan bastante tiempo en el mercado (hablamos de ViewNext, Indra, Solucionex, Homeria, …) pero que, hasta hace muy pocos años, no vendían nada innovador. La crisis trajo nuevos aires pues las empresas, ante la caída en ventas tan brutal que tuvieron, necesitaron agilizar sus procesos (su comunicación, su fabricación, sus pedidos, sus ventas…) y eso significó, en parte, incluir tecnología. Entonces la típica web de sitio corporativo o la típica tienda online dejaron paso a soluciones de CRM (Client Relationship Manager o Gestión de clientes) y otras soluciones ad-hoc (hechas a medida) que precisaban de lo que se denomina ingeniería del software. Esto hizo que surgieran empresas realmente buenas (además de las ya citadas que se actualizaron) y de nueva creación como Mobbeel, Sngular, Gloin, Renacen, Attendal, Metaphase07, etc y otras muchas que seguramente se nos quedan por el camino. La lista de estas empresas que están moviendo el mercado nacional, y también el mundial, desde Extremadura, son un activo (un logro, un orgullo) que hay que cuidar y que genera empleo de calidad para muchos extremeños.

Aquí tienes un vídeo que te puede aclarar quién hace qué cosa en esta industria que demanda tantos profesionales. Además, muchos trabajadores están en remoto, es decir, trabajan desde casa. Así que si te atrae la idea de trabajar desde tu pueblo de Valle del Jerte, La Vera, Sierra de Gata, Tierra de Barros o La Serena para una empresa con sede en el extranjero, que sepas que no es difícil: buen nivel de inglés, esfuerzo, unos años de experiencia (esto es necesario en cualquier profesión, nadie te va a dejar trabajar desde casa si no tienes nivel) y estar en la cresta de la ola (estar actualizado a nivel de tecnología).