Entradas

¿Es Cáceres una ciudad para estudiar?

Atrás quedan los que los propios cacereños millenials califican como ‘la mejor época de Cáceres’ para estudiar. Aquella época, entre finales de los 90 y que llega hasta principios de la crisis en 2008, Cáceres era una ciudad que todos los jóvenes con futuro universitario tenían en su mente. Junto a Salamanca y Granada, Cáceres guardaba con celo una rica vida nocturna, semejante a la mítica movida madrileña, donde los nombres de los bares adquirieron entidad propia y los jóvenes, aún a pesar de basar su socialización en la poco sana reunión alcohólica del botellón, llenaban día a día y noche a noche las calles y plazas del centro de la ciudad.

Por aquella época existían dos zonas de vida nocturna claras y que hoy día se siguen manteniendo: la Plaza Mayor y La Madrila. Además, hoy en día, se ha recuperado la Calle Pizarro, referente desde siempre de ocio aunque no siempre se ha mantenido en el top. En aquella época lo habitual era ir a la Plaza Mayor, colindante con el casco antiguo de la ciudad, y encontrarse un lugar donde no cabía un alfiler entre 10 de la noche y 5 de la mañana, hora tras la cual se producía un camino de hormigas desde esta zona hasta la otra zona de La Madrila, unos 500 metros distante. Por el camino, charla, risas, ligoteo, más bebida en la mano y hasta alguna parada para comer en alguno de los típicos establecimientos de comida rápida (Rosendo, el más típico) de la calle Pintores. Y después, más vida nocturna, ya de discotecas y no al aire libre como la primera, en La Madrila, hasta bien entrada la mañana, léase las 9 o las 10 de la mañana del sábado (o de cualquier otro día si se terciaba).

La vida estudiantil, por desgracia, ha evolucionado y, aunque se han perdido espacios de reunión donde se podía beber y reunirse en libertad. Pero, por fortuna (y gana lo positivo a lo negativo), ya no es tan necesario el alcohol como antes. Ahora Cáceres atesora nuevos restaurantes, nuevos bares, nuevos lugares por donde perderse. No solo en la calle Pizarro sino también por una revitalizada parte antigua, con bares y terrazas que hacen una cocina distinta, rica, asequible, con espacios de conversación en un entorno histórico que muchos europeos quisieran tener en sus países.

Todo esto sigue haciendo atractivo Cáceres para estudiantes de fuera, pero no es lo mismo pues la demanda universitaria es menor ante la mayor oferta de universidades que hay en todo el territorio y la mejora de la movilidad, que provoca que los jóvenes busquen otras ciudades para estudiar por Europa y USA.

Entonces, ¿qué busca un estudiante? O mejor dicho, ¿qué busca un estudiante en Cáceres? Pues lo primero es lo general, lo que busca cualquier estudiante en la ciudad que sea:

  • Una universidad competitiva, con asignaturas de vanguardia y estudios que sean exclusivos, que no puedan encontrar en ninguna otra universidad ni tampoco online. Desde hace décadas Cáceres cuenta con fama nacional en Veterinaria y Ciencias del Deporte, algo que se ha traducido con el tiempo en el Centro de Cirugía de Mínima Invasión (referente internacional en medicina, una de las joyas de la ciencia en España) y del CAR o Centro de Alto Rendimiento Deportivo de la Ciudad Deportiva de Cáceres, algo que atrae a futuros estudiantes de medio mundo.
  • Ambiente universitario y una población eminentemente joven, con una rica escena cultural de museos, arte y ruptura con lo clásico que tanto aburre últimamente. Los jóvenes buscan liderar el cambio climático, buscan romper con pensamientos basados en religiones y guerras, y forjan su propia opinión sobre los problemas que tiene el mundo, como ente global, y su visión sobre lo que debe conseguirse en los próximos años
  • Una economía estudiantil razonable que suponga un equilibrio entre la débil capacidad adquisitiva de esta época de la vida y la oferta de alquileres disponibles en la ciudad, que asegure unos precios fáciles de abordar para quién aún no dispone de trabajo. Quizá, en los últimos años, esto sea lo más complicado
  • Unas comunicaciones eficaces que les permitan ir, por ejemplo, un fin de semana a ver a sus familiares, amigos o simplemente hacer una escapada con sus compañeros para ver otros lugares de Europa o de España

Cáceres tiene una universidad competitiva y es económicamente abordable. Tiene también una rica vida nocturna, pero la despoblación, el desempleo y la falta de unas comunicaciones eficaces, hacen que Cáceres se haya quedado vacía de jóvenes y se haya convertido en una ciudad con grandes retos de futuro.

De esta forma, si la pregunta es ¿Granada, Salamanca o Cáceres? La respuesta es Salamanca o Granada. Pero si la pregunta es, ¿después de Salamanca o Granada estudiarías en Cáceres o en otra ciudad? Sin duda, la respuesta sigue siendo Cáceres, pues el nivel de vida es bueno, sigue habiendo movimiento nocturno y una rica vida de ocio en el más amplio sentido. Quedan retos de futuro, si, pero es una ciudad para descubrir.

Por último, ¿dónde viven los estudiantes en Cáceres? Pues te lo contamos aquí en este otro artículo.